Entrevista a Alberto Ares: “la realidad de la juventud extutelada se ha complejizado”

Entrevistamos a Alberto Ares, doctor en Migraciones Internacionales y Cooperación al Desarrollo por la Universidad Pontificia Comillas. Ha sido Delegado del Sector Social de los jesuitas en España y director de varios centros del SJM España. Actualmente es el director del Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones de la UP Comillas.

“La migración es una oportunidad para que las sociedades crezcan y se enriquezcan”

¿Qué piensa sobra la actual situación de la juventud extutelada? ¿Qué le diría al conjunto de la sociedad para concienciar sobre la juventud extutelada y las dificultades que tienen que afrontar?

Los chicos y chicas extutelados han vivido una parte de su infancia bajo la tutela de la Administración Pública hasta alcanzar la mayoría de edad. Esta circunstancia presenta una infancia que en algún momento les ha hecho vivir una situación de riesgo. La juventud extutelada alcanza la mayoría de edad con una gran desprotección debido a que no cuentan con la madurez, los recursos sociales, económicos y el apoyo familiar necesario para enfrentar su transición a la vida adulta con suficientes garantías.

Si la juventud española vive condiciones sociales y laborales complejas con altas tasas de desempleo, dificultad de acceso a viviendas, que les dificulta muy seriamente la emancipación, los y las jóvenes extutelados ven multiplicada esta dificultad de emancipación. En estas últimos meses la realidad de la juventud extutelada se ha complejizado aún más pues si bien una instrucción de la Secretaria de Migraciones habilita a los menores tutelados entre 16 a 18 para el ejercicio de la actividad laboral por cuenta ajena, sin embargo, ha endurecido los criterios que se exigen a los menores migrantes sin un adulto de referencia cuando cumplen 18 años para obtener el permiso de residencia no lucrativa, sin derecho a trabajar. Esta situación deja en una fuerte vulnerabilidad y desamparo a la juventud extutelada.

El título del espacio de las XV Jornadas FEPA en el que tenía que participar es Una mirada internacional, con una mirada fronteriza. Finalmente, no pudo desplazarse por las restricciones de movimiento derivadas de la pandemia del coronavirus, y, pese a su ofrecimiento, las condiciones no daban como para una participación en línea en la mesa redonda. Por tanto, aprovechamos para preguntarle: ¿qué puede decirnos al respecto? ¿qué destacaría de la intervención que tenía prevista?

En la actualidad, hay alrededor de 763 millones de migrantes internos en todo el mundo y 271.6 millones de migrantes internacionales, lo que equivale al quinto país más poblado del mundo. Más de 70,8 millones de personas se ven obligadas a abandonar sus hogares debido a conflictos armados, violencia generalizada o desastres naturales. De estos, casi 26 millones son refugiados; 41,3 millones son desplazados internos y 3,5 millones son solicitantes de asilo. Lamentablemente, el mar Mediterráneo se ha convertido en el cementerio más grande del mundo, donde más de 17.821 personas perdieron la vida en los últimos cinco años (ACNUR 2019, OIM 2019).

Podéis leer lo que hubiese sido su ponencia en las jornadas EN ESTE ENLACE.

En su opinión, ¿cómo podemos conseguir una sociedad más justa para todo/as y libre de prejuicios?

Es necesario erradicar todas las formas de discriminación y promover un discurso público basado en datos contrastables para conformar las percepciones de la migración. Los migrantes y los refugiados son a menudo el foco de los prejuicios. Lamentablemente, algunos partidos políticos populistas instrumentalizan la migración para sus propios intereses, distorsionando los datos. Se nos pide que luchemos contra las falsedades y las tendencias populistas. En este sentido, la lucha contra los engaños y las “fake news” sobre los migrantes y refugiados que se difunden, en la mayoría de los casos, se basa en los prejuicios étnicos.

Pero tanto o más importante es concienciar a los ciudadanos sobre la realidad de la migración. La migración es una realidad multidimensional de gran relevancia para el desarrollo sostenible de los países de origen, tránsito y destino. La migración es una oportunidad para que las sociedades crezcan y se enriquezcan no sólo desde el punto de vista económico y científico, sino también en los ámbitos social y cultural y en el mundo de los valores.

¡Conecta con Alberto!

LinkedIn
IUEM
Menú