TESTIMONIO – Prince nos explica su trabajo ayudando a personas sin techo durante el estado de alarma

Prince es un joven extutelado de 21 años originario de Costa de Marfil. Ahora mismo está combinando sus estudios en el ciclo formativo de grado superior en comercio internacional con el trabajo en la Fundación AEMA, donde es responsable de logística.

Dada la actual situación causada por el estado de alerta y el COVID-19, desde la fundación donde trabaja están ayudando a los que más lo necesitan, ya que durante esta pandemia están realizando tareas en uno de los pabellones habilitados para que la gente sin techo no duerma en la calle por el peligro que conlleva el COVID-19. Se trata de personas que no tienen el virus ni síntomas pero que al no tener un hogar tienen más probabilidades de contraerlo.

Por este motivo, desde el ayuntamiento se han habilitado diferentes estructuras para que puedan estar y evitar posibles contagios. Prince y sus compañeros del Banc de Roba de la Fundació AEMA están ayudando a estas personas dándoles camisetas, pantalones y ropa interior. Están instalados en el Pabellón 7B de la Fira de Barcelona y desde el 1 de abril han entregado más de 2.000 piezas de ropa.

“Tengo ganas y me hace mucha ilusión ayudar a las personas que están confinadas”

¿Cuándo llegaste a España y con qué motivaciones?

Llegué a España el 25 de mayo de 2014. El motivo de mi llegada a Europa era curiosidad y para aprender otra cultura, ya que no tiene nada que ver con la mía. De joven quería ser futbolista y también empresario, tener mi empresa después de terminar mis estudios.

¿Cómo empezaste a trabajar en la Fundación AEMA? ¿Cuáles eran tus funciones allí antes de que se declare el estado de alarma?

Empecé a trabajar en la Fundación AEMA en marzo de 2019. Mi función allí es responsable de logística del proyecto Banc de Roba, un proyecto solidario.

Actualmente, ¿qué tareas realizas durante el estado de alarma y como ha cambiado el proyecto de la fundación para dar respuesta a la situación de alarma del Covidien-19?

El proyecto de la Fundación AEMA ofrece prendas a estrenar que han sido dadas por empresas textiles. Ahora estamos trabajando en pabellón 7B de la Feria de Barcelona para atender a las más de 250 personas vulnerables que no tienen techo y que ahora se trasladarán allí. El Banc de Roba les garantiza una muda de ropa durante el confinamiento por coronavirus. El Servicio de Salud Comunitaria del Ayuntamiento de Barcelona ha contactado con el Banc de Roba para gestionar este servicio.

¿Qué destacarías de esta situación desde tu puesto de trabajo? ¿Qué medidas de seguridad seguís?

Tengo ganas y me hace mucha ilusión ayudar a las personas que están confinadas. Hay que ser muy humano para estar allí trabajando. Respecto a la seguridad, desde mi puesto de trabajo este tema está muy controlado. No hay contacto entre las personas.

¿Cómo se ha visto afectado tu proyecto formativo por el confinamiento?

Desde el primer día de confinamiento sigo trabajando haciendo los proyectos de final de curso, también los trabajos evaluables y asistiendo a clases en línea de lunes a viernes. A nivel personal supone mucho compromiso compaginar los estudios y el trabajo. No es fácil pero estamos en la recta final.

Menú